No debe ser nada fácil afrontar tu primer año en un equipo World Tour y menos si donde vas a parar es a una de las mejores estructuras del peloton mundial.

Pues bien, Edu Prades acaba de llegar a Movistar y desde el primer momento está demostrando lo que muchos ya sabíamos, que su lugar está en la élite del ciclismo mundial, donde tendría que estar compitiendo hace tiempo!

Prades estrenó el maillot de Movistar apenas hace un mes en Australia y el Tour de la Provence es la segunda carrera que disputa con el equipo esta temporada.

Segunda carrera y primera victoria! En un grupo reducido de corredores entre los que había ciclistas ganadores de la talla de Tony Gallopin, Gorka Izagirre, Thibaut Pinot o Simon Clarke, Edu Prades supo mantener la calma y  esperar el momento justo para lanzar el esprint ganador.

Él mismo nos lo ha explicado:

 

Bueno, es verdad que me la jugué un poco afrontando los últimos metros tan retrasado, pero en aquel momento consideré que era lo más oportuno porque me daba un poco de miedo que alguno me pudiera sorprender con un contraataque. Así tenía la visión de todos y sabía que en aquel grupo reducido podía tener tiempo de remontar al esprint.

Tuve sangre fría para aprovechar el poco espacio que me dejó el ciclista del FDJ que se abrió y con la inercia avancé rápido, pero hasta pocos metros antes de la línea de llegada no vi claro que ganaría.

Es una pasada conseguir una victoria tan ajustada como esta, está claro que ganar así siempre es más emocionante.

 

Hemos aprovechado para preguntar a Eduard como ha sido el cambio a Movistar, la llegada a uno de los mejores equipos del mundo, y que representa tanto para él como para el equipo conseguir una victoria tan pronto.

 

Correr en Movistar es un lujo! Llegar a uno de los mejores equipos del mundo  y trabajar para estos líderes es una gozada, creo que tengo que disfrutar y aprender de este momento y saber apreciarlo.

Conseguir una victoria tan pronto en un equipo tan grande es perfecto para devolver la confianza que han tenido conmigo y dar argumentos para que puedan seguir confiando en mi.

Además, si puedo ganar así también quiere decir que también puedo ayudar a los líderes a conseguir victorias de mucho más nivel.

 

La última pregunta tiene relación con el calendario y los objetivos que se han marcado para esta temporada.

 

El calendario no es fijo, ya que a menudo puede variar dependiendo de lesiones o cambios de última hora. Ahora voy hacia Andalucía y después no lo tengo claro.

Lo que sí está bastante claro es que no correré ninguna gran vuelta, el equipo tiene unos objetivos muy definidos y serán otros ciclistas los que acompañen a los líderes durante tres semanas.

Yo me dedicaré más a las clásicas, carreras de un día y vueltas cortas, que es donde más puedo aportar al equipo.

 

 

Estamos seguros que Edu Prades nos dará muchas alegrias esta temporada.