Buenas tardes, Felipe. Vamos al grano: lo estás petando!

Buenas tardes! Está saliéndonos un año bastante bueno, ahora falta ver en las carreras que nos quedan si podemos redondear una gran temporada. Todavía tenemos cuatro competiciones de mucho de nivel en dos fines de semana seguidos para seguir demostrando que podemos estar delante y ya cerramos el curso.

Ya te has recuperado de la última carrera? Porque madre mia qué dureza!

Sí, el de este domingo (Hoosgtraten) es un circuito que ya es el tercer año que lo corro y que es muy pesado. Además, antes de ayer había caído mucha agua, así que estaba muy pastoso, nos tocó hacer una remada guapa, pero al final las condiciones eran las mismas para todo el mundo y se tiene que saber correr en estos circuitos.

Has superado los objetivos que te marcabas esta temporada?

Al empezar el objetivo era ganar la Copa de España, el Campeonato de España y estar entre los 10-15 primeros en una copa del mundo. Lo hemos conseguido todo. También queríamos hacer un buen mundial y salió un mundial muy bonito. Estamos muy contentos, claro que sí!

 

 

En el mundial quedaste 12º y parecía que podrías quedar todavía mejor. Lo vivimos como una exhibición!

Estuve prácticamente hasta la última vuelta de la carrera luchando por el Top 10, y durante la primera parte de la carrera estaba en el grupo de cabeza rodeado de belgas y holandeses. Verme allí es cómo si hubiera dado pasos de gigante hacia delante. Nosotros partimos con una desventaja muy clara respecto a ellos. Ver que podemos luchar y que todavía hay margen de mejora motiva y hace que sigamos trabajando y creciendo.

Empiezas el mundial y te enganchas al grupo donde hay los dos grandes campeones del mundo, Van der Poel y Van Aert. Qué se siente en un momento así, tienes tiempo de pensar lo que estás haciendo?

No, lo ves después de la carrera. Mientras estás en carrera solo piensas en no fallar aquí, en no despistarte allá, en coger bien la recta y seguir la rueda de algún rival. No vas pensando en otra cosa, al final todos son rivales, el quinto, el décimo, el treinta y el cuarenta. Estás pendiente de la carrera e intentas mantener el ritmo. Después, cuando te paras a pensarlo… es cierto que lo que he hecho hace muy poquito era prácticamente un sueño. Ahora toca repetirlo y demostrar que no fue casualidad. El nivel es bueno y con los medios adecuados podemos seguir creciendo y estar al nivel de los mejores especialistas del mundo.

En Eurosport, en su emisión en inglés, hablaban continuamente de un ciclista de Alicante… has saltado a la fama!

La gente de Bélgica o de Holanda, que son los referentes, ya me empiezan a conocer, me saludan, me paran para hacerse fotos, me animan… se va viendo todo el esfuerzo que hemos hecho estos años. Ahora llega el momento de ver de dónde venimos y ver dónde estamos. Hace 3 o 4 años nos parecia un muro enorme llegar hasta aquí, muy complicado! Pero ahora estamos cerquita y nos queda un poco para ser regulares en el Top 10. El trabajo que hacemos es muy bueno, cada año vamos mejorando y nos queda mucho tiempo por delante.

 

 

El circuito del campeonato del mundo, de Bogense, generó muchas críticas. Era selectivo?

Era un circuito normal, yo lo hubiera diseñado de otro modo, pero no tenía nada de especial. Al final ganaron los mejores de cada categoría. También lo dijeron del campeonato de España, que era un poco insulso, que faltaba dificultad, pero cada cual diseña los circuitos como quiera. Toca adaptarse.

Ahora han presentado el del año próximo en Suiza y la gente ya se ha echado encima de los organizadores…

Sí, ya he leído algunas críticas. Cada cual diseña a su gusto. A mí, por ejemplo, la copa del mundo de Namur no me gusta y hay gente que dice que es la mejor del año, que es una copa del mundo espectacular. Esto va a gustos. Mucha gente tiene en mente un tipo de circuito y no quiere ningún otro. Yo creo que se tiene que buscar el espectáculo, como Bogense, que quizás no había ninguna dificultad especial pero enganchó a los forofos. Un circuito, cuanto más selectivo es, menos emoción hay.

Viniendo de la Marina Baixa, en Alicante, te debe de quedar lejos el barro habitual del ciclocross belga… estás más acostumbrado a la arena?

Claro, el mismo problema que tenemos los españoles cuando venimos a Bélgica, que nos encontramos un mundo nuevo, desconocido por estar fuera de casa, yo ya lo he vivido antes. Tuve que ir al País Vasco para aclimatarme y ahora toca hacer el mismo en Bélgica.

 

 

Qué harás cuando acabe la temporada de ciclocross?

Un par de semanas de descanso, desconectar, hacer vida de persona normal y después volver a la carretera. Normalmente compito en alguna vuelta por etapas y en la Copa de España y después hago un descanso más largo en verano que me va muy bien para llegar a final de temporada fresco y con gas.

Ahora que decías «hacer vida normal». Cómo gestionáis los desplazamientos? Tenéis alguna casa en el norte, algún punto desde donde entrenar?

Sí, tenemos una sede en Bélgica, un “cuartel general” que es donde venimos siempre. Hacer vida normal también me refiero a alimentación y a desconectar, que al final, en los últimos cinco meses hemos disputado 33 o 34 carreras y andamos todo el día con la bicicleta, aeropuertos, caravana, carrera, hotel… va bien descansar de este ritmo, que es cansado. El cuerpo necesita reposo para volver a empezar.

El Delikia-Ginestar apuesta por el ciclocross. Tendrá continuidad el próximo año?

Es el cuarto año que estoy en la fundación Benicadell y ahora cuando acabe la temporada tocará sentarnos, hablar con los patrocinadores, mirar la composición del equipo y ver que hacemos, pero Delikia Ginestar estan muy contentos con nosotros y son conscientes de la evolución y el esfuerzo que hacemos. Así que ambas partes estamos muy contentos.

 

 

Después del mundial que has hecho algún equipo belga u holandés ha picado a tu puerta?

No te pienses, los equipos de aquí tienen muy cerrado su negocio, ellos quieren que sus corredores brillen. Ver que en el ranking mundial 14 de los primeros 15 corredores son belgas y holandeses. Ellos mismos dicen: por qué tenemos que apoyar a un corredor de fuera si lo que hará será quitarle el sitio a nuestros ciclistas? Nosotros lo que tenemos que hacer es buscarnos la vida. Necesitamos tener apoyos tan grandes como los suyos y creo que estamos mejor en un equipo de casa que en uno belga.

Eres consciente que con el mundial nos has ilusionado a todos, verdad?

Sí, sí, muchísima gente nos lo ha dicho, ya no tanto por la clasificación, que hacía muchos años que no se veía un resultado tanto bueno de alguien de aquí, sino por la lucha durante la carrera. La verdad es que nosotros tenemos bastantes medios, material, motorhome, de todo… pero todavía estamos un paso o dos por detrás de los grandes equipos  de aquí. Si conseguimos igualar su nivel de apoyo se demostrará que no es que fuéramos los corredores españoles inferiores a los belgas o los holandeses, sino que nos carecía la estructura para poder brillar.

El plantel que sube detrás tuyo en el ciclocross pinta realmente bien…

Nosotros tenemos en el equipo a Gonzalo Inguanzo, que está apostando por el ciclocross, y diría que el Jofre (Cullell) y Canal (Carlos) tienen más intención de tirar hacia la BTT. Del mismo modo que en carretera y en BTT estamos delante, en ciclocross si recibimos los apoyos que necesitamos y la gente buena no tiene que migrar de disciplina también podemos estar ahí arriba. Hace falta que los esponsors vean que sí, que hay mercado.

 

 

Javier Ruiz de Larrinaga ha decicido abandonar la competición después del mundial. Lo deja uno de los referentes…

Hasta ahora había tres corredores de edad ya avanzada, Ismael (Esteban), Aitor (Hernández) y Larrinaga, y también Kevin (Suárez) y yo, que éramos los cinco corredores que estábamos ahí. Larrinaga es un gran ejemplo, venia de la carretera,, dónde no tuvo suerte en el paso hacia profesionales, probó suerte en ciclocross, encontró sus apoyos, vino a Bélgica, aprendió mucho y le han salido los resultados.

Es un ciclista al que he tenido como ejemplo a seguir desde mi primer mundial y hasta hoy siempre ha seguido dando consejos, atendiendo a los jóvenes, guiándonos en lo que teníamos que hacer para seguir evolucionando. Él está ilusionado de ver que el ciclocross que ha dejado es mucho mejor del que se encontró.

Convives con dos leyendas de este deporte como Van der Poel y Van Aert. 

Son dos corredores de otra gal·làxia, no se pueden comparar con el resto del peloton. Creo que los dos correrán las clásicas de primavera y tendremos que estar atentos a su papel… yo diría que estarán muy arriba, delante. Son dos fuera de serie, por un lado está muy bien que sean tan buenos, pero también queda todo un poco descafeinado: se lo juegan entre ellos y ya está. Pasarán a la historia y yo estoy compitiendo con ellos. Algún día me daré cuenta de que eso es muy grande y lo tengo que disfrutar como tal.

 

 

Qué relación tienes con el resto de ciclistas?

La relación entre los corredores españoles es muy buena. Encontrar a alguien próximo se agradece. La verdad es que no tenemos demasiada relación con corredores belgas u holandeses, quizás sea porque tenemos caracteres diferentes, ellos son muy reservados. Con corredores franceses si que intercambias opiniones y preguntas antes de las carreras, pero los mejores van muy a la suya, somos rivales y listo. Ya no es por los corredores, es por el carácter que marca nuestra procedencia.