A inicios de abril de este 2018, un equipo ya llevaba 25 victorias con 11 ganadores diferentes y con 9 de 12 clásicas de adoquines ganadas.

Con ese titular está claro de qué equipo hablamos, verdad? El Quick Step, se ha erigido como claro dominador de las clásicas de primavera, como ya nos tenía acostumbrados, pero es que también se ha mostrado protagonista allí donde ha corrido, tanto es así que un 40% de su plantilla ya ha ganado este 2018 en menos de 4 meses de competición, y eso que muchos de ellos (7 concretamente) són debutantes en el World Tour.

Uno de los 7, y que ya lleva 2 victorias esta temporada es el holandés Fabio Jakobsen!

 

 

Fabio nació el 31 de agosto de 1996 en la localidad holandesa de Gorinchem, una ciudad de 35000 habitantes en el centro del país. Se inició en el ciclismo con 11 años en un pequeño club de la ciudad, Jan Van Arckel, pero fue a los 15 años de edad cuando vio claro que el ciclismo era aquello a lo que quería dedicarse.

Después de que los resultados lo acompañaran en época cadete firmó por el equipo formativo Zuid-Holland. Su primer año corrió principalmente carreras nacionales, a pesar de que también disputó alguna prueba en Bélgica, consiguiendo un cuarto lugar como mejor resultado.

Pero atención porque su segundo año en la categoría fue espectacular! Se convirtió en uno de los dominadores del calendario nacional acumulando hasta 13 victorias y también disputó competiciones por el resto de Europa sumando 2 top5 al sprint. Participó de los europeos donde quedó el 56º

 

 

Llega el momento de dar el salto a la categoría junior, era en 2009 y Fabio se decantó por un nuevo proyecto iniciado en su país: El equipo continental SEG Cycling, dirigido por el exprofessional Michael Elijzen y en el que compartiría estructura con otras jóvenes prometidas nacionales.

En el equipo es entrenado y tutorado por el excampeón mundial en pista Peter Schep, que se convertirá en su mentor. Ya en su primer año como sub23 demostró que tenía clase. Ganó una clásica e hizo dos top10 en su país, donde, además, acabó segundo en el nacional sub23. También compitió en el calendario UCI europeo, donde realiza buenas actuaciones, destacando la 12a posición a la Paris-Tours.

En 2016 da un paso adelante y empieza a acumular victorias como sub23. Acumula más días de competición y de más calidad, consiguiendo levantar los brazos hasta 5 ocasiones en pruebas de diferente nivel. La victoria más destacada es una etapa del ZLM Tour, prueba UCI, ante competidores del nivel de Simone Consonni e Ivan Garcia Cortina.

 

Jakobsen se impone a Consonni y Cortina en el ZLM. fuente bicitv.it

 

Ese año sí se proclama campeón nacional sub23 y acumula un buen puñado de top10 en carreras de prestigio tanto con el equipo como con la selección.

Su tercer año en la categoría, el 2017, es el que lo confirma como un gran corredor de futuro. Fijaos: Su palmarés de victorias sube hasta 11, y muchas de ellas de primer nivel internacional!

Hagamos un repaso rápido: 1 etapa al Tour de Normandía, el GP de Frankfurt, 1 etapa al Tour de Alsace, 1 etapa al Tour del Porvenir y 2 etapas al Olympia’s Tour. Además se lleva varias clásicas holandesas y belgas y acumula un buen puñado de top5 allá donde va.

Repite campeonato nacional sub23 y en los europeos hace 6º tras una caída.

 

 

Desgraciadamente en los mundiales de Bergen sufre otra caída en los últimos kilómetros que le impiden luchar por el arco-iris.

Como no podía ser de otra manera, éstos resultados lo catapultaron hacia el World Tour. Varios equipos le seguían ya desde la primavera, pero cuando recibió la llamada de Patrick Lefevere no pudo decir que no. Era uno de los sueños que tenía desde pequeño, así que, este corredor de 1’81m y 79Kg firmaba por el potente Quick Step y pasaba a formar parte de su amplia nómina de clasicómanos y sprinters.

Y señoras y señores, qué año lleva la criatura…

 

 

Este 2018, empezó actuando de lanzador en los sprints de las pruebas asiáticas de inicio de año y formando parte de “el equipo B” de clásicas, dónde, a pesar de la inexperiencia en la máxima categoría, ha disfrutado de libertad de movimientos.

Cómo puede tener un ciclista tan joven esa libertad en el equipo dominador de las clásicas? Pues los números hablan por sí sólos! De las 6 clásicas que ha corrido, tan sólo en una ha quedado fuera de los 15 primeros!

13º a Las Samyn y Handzame, 4º a Dwars Door Vlaanderen y victorias en Nokere Koerse y Scheldeprijs!!!

BRUTAL!!

 

 

Si Fabio tiene que definir el ciclismo en una palabra esa sería perseverancia. Y cuando es preguntado por objetivos, lo tiene claro: Llegar lo más arriba posible dentro de sus posibilidades, sin obsesionarse a ser el mejor o ganar, marcándose retos a corto plazo como uno de sus grandes ídolos, el británico Bradley Wiggins.

También tiene clara una respuesta si le preguntan qué carrera querría ganar. Sin dudarlo: Paris-Roubaix.

De Fabio Jakobsen cabe destacar que es un chico familiar y que en su tiempo libre le gusta visitar sus abuelos y viajar con su novia.

 

View this post on Instagram

MIAMI 👫

A post shared by Fabio Jakobsen (@fabiojakobsen) on

 

Si queréis saber más cosas de Fabio Jakobsen lo podéis seguir en su web: www.fabiojakobsen.com, twitter: @FabioJakobsen  o Instagram: @fabiojakobsen